Agrofy presentó en Agroactiva el primer asistente virtual del agro que utiliza IA

El almuerzo termina en una oficina de Rosario, a orillas del Paraná. Cada uno agarra su celular y, antes de volver a las reuniones, empieza un ritual casi diario. Algunos recorren noticias, otros redes sociales, alguno repasa índices y casi todos terminan en el mismo sitio. El propio. Navegan categorías, chequean que todo funcione como corresponde y vuelven a la discusión de la sobremesa. Cómo hacer el proceso más fácil. Más completo. Más útil. Cómo resolver dudas y atender cada vez más los requerimientos de los productores con inteligencia artificial. Para estar siempre disponibles. Para resolver todas las dudas. Incluso las que no conocemos. “En el agro todavía no lo hizo nadie. ¿Qué estamos esperando para hacerlo nosotros?”, se escucha desde una oficina vidriada.

Así nace el proyecto. Esa misma tarde, el equipo de Producto y Tecnología se reúne. Tienen una misión. Lograr que la IA, cada vez más de moda en todo el mundo, colabore con la digitalización del agro en la Argentina.

Inteligencia artificial en el agro

En pocos meses, Agrofy ya lo tiene listo y el primer día de Agroactiva 2024 se presentó Clementina, el primer asistente de compras del agro creado con inteligencia artificial que ayuda a los productores a conseguir toda la información que necesitan sobre los más de 60.000 productos listados en Agrofy Market.

“Es un asistente que está armado con la última tecnología de inteligencia artificial, basado en ChatGPT, que lo que hace es ayudar al productor a buscar dentro del catálogo de productos de Agrofy cuáles son los productos que mejor se adaptan a sus necesidades”, cuenta desde Armstrong Maximiliano Landrein. CEO y fundador de Agrofy.

Clementina está en cada producto del Marketplace de Agrofy, y también en su versión de Whatsapp, otro de los canales más utilizados por los productores para acceder a la información de los productos que consume.

Clementina tiene muchas ventajas respecto de otros bots.

“La comprensión que tiene del lenguaje, que puede ser texto o verbal, es muy superior a los bots tradicionales o a los buscadores a los que estamos acostumbrados. Cuenta con un nivel de entendimiento mucho mayor y por eso puede buscar los productos en forma más apropiada porque va al detalle de las descripciones de los productos”, explica el CEO.

Desde aquella noche en el sillón hasta la presentación del primer asistente de compras del agro que funciona con IA pasaron varios meses. “Empezamos el año pasado, en septiembre, con distintos modelos”, cuenta Landrein, y reconoce que el camino fue complejo, entre otras cosas porque el equipo de Producto y Tecnología de Agrofy fue acompañando el desarrollo de ChatGPT y otros sistemas de inteligencia artificial, que se actualizan y presentan nuevas funcionalidades constantemente.

“Hoy, la capacidad de procesamiento que tiene es muy superior a la que tenía en el cuando empezamos el proyecto. Nosotros manejamos grandes cantidades de información y lo que hace esta tecnología es procesarla rápidamente para atender en tiempo real y durante las 24 horas las necesidades de los productores. El proceso de research es clave, entonces uno de los valores que damos nosotros como marketplace es tener un catálogo enorme de productos. Mejorar ese proceso de búsqueda, cotización y respuestas online es clave para nosotros. Por eso entendemos que este tipo de tecnología es fundamental para nuestra propuesta de valor”, resalta Landrein.

Mejora constante

Del mismo modo en que Clementina responde las consultas de los productores, también alerta hacia adentro de Agrofy cuando alguna consulta no encuentra respuestas en la plataforma. “Si Clementina detecta que hay una información que no está disponible, nosotros alertamos a los vendedores de esos productos para que la agreguen y mejore la calidad del catálogo. Todos los usuarios se van beneficiando de las preguntas de los demás. Para que la información disponible sea cada vez más precisa, más completa”, sostiene Landrein.

Clementina, misterio y tradición

El avatar que eligió Agrofy, una empresa reconocida en la región como sinónimo de tecnología y modernidad, es una señora con canas y anteojos. Su nombre es un guiño a Clementina, la primera computadora científica del país, que comenzó a funcionar en 1961, pero hay otra historia detrás del simpático personaje.

“Agrofy fue la unión del agro con la tecnología. Nosotros siempre ponemos en valor la tradición del campo y tratamos de aportar avances tecnológicos a este sector, que tiene un montón de tradiciones que nosotros respetamos y valoramos. De ahí que nos pareció importante usar esta tecnología, que es innovadora, pero quisimos también reconocer la imagen de sabiduría que tienen las personas con más conocimiento. Nos parecía que estaba bueno dar esa señal de cómo seguimos uniendo lo nuevo con lo tradicional”, cuenta el CEO de la empresa, y confiesa que este personaje, que comenzó como una idea en una sobremesa de oficina y hoy ya es realidad, está inspirado en alguien real. ¿Quién? Es un secreto.