Luego de las lluvias de los últimos días, se registró un progreso de siembra intersemanal de 9,5 puntos porcentuales, cubriendo el 69 por ciento de la superficie proyectada de soja a nivel nacional, según indicó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en su panorama agrícola semanal.

La siembra de primera se concentró sobre el norte del área agrícola (NOA, NEA, Centro-Norte Santa Fe), mientras que en ambos núcleos algunos cuadros ya transitan estadios reproductivos (R1) bajo óptimas condiciones hídricas. A su vez, la siembra de soja de segunda cubre el 34  por ciento a nivel nacional, concentrándose sobre el centro de la región agrícola, donde la intensidad de las lluvias podría ameritar resiembras puntuales.

Por su parte, la siembra del maíz grano comercial durante la última semana se focalizó solo en zonas con menores acumulados, principalmente en la provincia de Córdoba.

Por otro lado, las zonas Centro-Norte de Santa Fe, Núcleo Norte, Entre Ríos y Centro de Buenos Aires continúan con excesos hídricos que retrasan las labores. A la fecha, se ha sembrado el 58,6 por ciento del maíz a nivel nacional, que representa un adelanto interanual de 6,7 puntos.

Para el caso del girasol, las mencionadas lluvias en general también tuvieron un impacto positivo. La condición de cultivo Buena/Excelente subió 25,2 puntos porcentuales, resultando favorable para el 89,1 por ciento del área que se encuentra transitando entre expansión foliar y floración. No obstante, en sectores de Santa Fe, la cantidad de lluvias y días nublados podrían impactar negativamente en la efectividad de la polinización y formación de granos. 

Por otro lado, avanza la siembra de sorgo granífero en el centro y sur del área agrícola, faltando por generalizar las labores solo en NOA y NEA. Hasta el momento se sembró el 49,8 por ciento del total estimado para la presente campaña. En el Centro-Norte de Santa Fe comienzan a relevarse los primeros lotes en panojamiento, a la vez que se están realizando monitoreos por pulgón amarillo. 

Finalmente, el progreso intersemanal de cosecha de trigo fue de diez puntos avanzando sobre el 65,2 por ciento del área apta, con un rinde promedio de 24,4 quintales por hectárea. Si bien el temporal que azotó al sur del área agrícola generó demoras en el secado o interrupciones en las labores, los análisis preliminares informan que el vuelco de plantas y los daños por quebrado de espigas estarían acotados a las cabeceras de los lotes.

No obstante, en sectores de Olavarría y Coronel Suarez, eventos de granizo provocaron daños de entre 10 y 100 por ciento en los lotes alcanzados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.