A pesar de la pandemia, el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) sigue promocionando la carne argentina en el gigante asiático con el objetivo de mantener activo uno de los mercados más importantes para las exportaciones de nuestro país, más aún ante la retracción de otros destinos, como la Unión Europea. Además, China es uno de los países que más rápido reactivó su economía después de la irrupción de la pandemia.

El trabajo de promoción es estratégico, no solamente porque se trata de una comunicación adaptada al contexto de la crisis sanitaria mundial sino también porque todos los competidores de la Argentina también operan sobre el mismo mercado.

“Venimos de años de realizar un esfuerzo enorme para aumentar las exportaciones, en un primer momento, y luego para posicionarnos como proveedores de carne de calidad”, aseguró Ulises Forte, presidente del IPCVA. “Y ese trabajo dio sus frutos, no solamente porque China pasó a ser nuestro principal comprador en los últimos años sino también porque después del primer impacto de la pandemia recompuso las compras y solamente en el primer trimestre de este año nos compró más de 77 mil toneladas”, agregó.

En ese sentido, Forte advirtió que “no se puede discontinuar el trabajo de promoción porque somos relativamente nuevos en ese mercado y porque todos los grandes jugadores del mundo quieren crecer en China”.

Es por ello que el IPCVA continúa con el trabajo de posicionamiento de la carne vacuna argentina con campañas online específicas y segmentadas desde la irrupción del Covid-19.