Lo hizo en el marco de una conferencia de prensa realizada este miércoles con periodistas que integran la Asociación Bonaerense de Periodistas Agropecuarios (Abopa).

El ministro de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires, Javier Rodríguez, realizó una exposición de su gestión y, luego, respondió a las preguntas durante un encuentro virtual con periodistas especializados.

Hizo referencia a que en la provincia “hay una variedad muy grande de productores y de producciones y, en ese marco, es fundamental potenciar todas las producciones y a todos los productores”.

“Creemos indispensable el financiamiento para la producción, pero deben ser razonable y a tasas pagables. Hoy, la tasa de interés del Banco Provincia para capital de trabajo en lechería es del 31 por ciento, frente a la tasa del 80 que había en septiembre de año pasado. Para ganadería estamos en el 34 por ciento y el costo financiero del 40, siempre en pesos, cuando antes estaba en el 91 por ciento”.

Asimismo, Rodríguez enfatizó que “en medio de la pandemia, lanzamos créditos para maquinaria agrícola, que tienen un dos por ciento de bonificación adicional si las empresas a las que se les adquiere el producto son de la provincia de Buenos Aires. El crédito de 36 meses está a una tasa del 16 por ciento y hasta 48 o 60 meses está en el 20,5 por ciento”.

No dejó de lado las líneas específicas para la producción ovina, con créditos de hasta 550 mil pesos para proyectos productivos y créditos a “una tasa de cero por ciento. También seguiremos con los fondos rotatorios para productores apícolas”.

No dejó de lado que “como ministerio generamos prórrogas en las habilitaciones. Lo hicimos con los frigoríficos, las usinas lácteas, plantas de pescado y demás. De todos modos, las inspecciones se siguen haciendo”.

La expectativa

en la fina

Más adelante, el integrante del gabinete del gobernador Axel Kicillof destacó que “tenemos muchas expectativas con la fina (campaña 2020/2021). Hay distintas estimaciones, pero ayer se difundió una de índole privada de un incremento del tres por ciento en todo el país. Para Buenos Aires lo vemos favorable, donde la superficie y el volumen de la producción suben”

Javier Rodríguez dijo que ello es “clave, porque sabemos de la importancia que tiene la producción de trigo en dos sentidos: por las harinas y panificados, y por la situación de los productores, porque es un ingreso en un momento clave del año. No estamos dando aún oficiales, pero vemos un escenario similar”.

Otro de las políticas

Fortalecer las exportaciones

El ministro de Desarrollo Agrario destacó que “cuando asumimos creamos el área de Relaciones Internacionales, que no existía. Tiene dos componentes: fomentar las exportaciones, pero también fortalecer las exportaciones vigentes”.

No dejó de lado que “el sector agropecuario venía con problemas en muchas producciones. En los últimos cuatro años se cerraron más de 500 tambos, varios miles de productores porcineros abandonaron la producción y los de agricultura familiar estaban en situación crítica. Hacia adentro había un ministerio paralizado, sin orientación y ni programas específicos. Le dimos un giro importante en estos meses”.

Además, “decidimos arrancar con el Observatorio Técnico sobre Agroquímicos. Para cualquier decisión que haya que tomar, es clave que haya un soporte científico tecnológico que justifique esa resolución”.

Javier Rodríguez dijo también que “en el último tiempo las obras en la cuenca del río Salado se habían paralizado. Tenían un crédito internacional casi sin utilización, ya que sólo se había afectado el seis por ciento. Retomaremos fuerte el ritmo cuando esto (por la pandemia) se solucione”, enfatizó.