FMC recomienda una actitud proactiva para el manejo de malezas

El avance de las malezas y su reconocimiento fue uno de los temas centrales de una reunión técnica realizada en Tandil, con la presencia de destacados especialistas.

Durante la reunión del denominado Club de Expertos organizada por la empresa FMC, el experto en malezas Ramón Gijón consideró importante lo realizado en la jornada en materia de reconocimiento de malezas y de traslado de información acerca de los herbicidas que actualmente se están utilizando, a la luz de la problemática de la resistencia, apuntando a conocer los distintos modos de acción.

Consultado acerca del panorama zonal sobre las malezas el especialista no dudó en plantear que en Tandil hay malezas resistentes pero aclaró que “como tenemos otra temperatura las malezas siempre son un poco más lentas tanto en reproducción como en crecimiento y emergencia.  Siempre llegan un poco más tarde de lo que es la zona núcleo o Córdoba, donde hay otras temperaturas y los sistemas están mucho más agriculturizados”.

Otra ventaja relativa de la zona es que hay muchos productores mixtos, por lo que en los campos entra la ganadería y en esos lotes hay un poco menos de malezas resistentes.

Sin embargo enfatizó que “tenemos malezas como raygrás y  crucíferas,  y ahora se observa el avance de Yuyo Colorado, junto a coniza, con la que estamos conviviendo hace más de diez años”.

El referente indicó las cosechadoras que vienen del Norte son las principales causantes de la dispersión de estos biotipos resistentes,  pero “manejando el sistema, tratando de diversificar y rotar,  además de usar los productos de manera correcta, se puede mantener manejable a la maleza”.

Gijón analizó que “hace unos años con el glifosato que se controlaba cualquier maleza y de cualquier tamaño, pero ahora no funciona. Los productos que lo reemplazarían funcionan de otra manera,  con malezas más chicas y –sobretodo- empezando los que tienen residualidad, por lo que hay que aplicar antes de que nazca la maleza”.

Otro de los problemas es que “algunos usan recetas de la zona Núcleo, pero debemos tener nuestras propias experiencias debido a que los suelos y las precipitaciones no son los mismos, por lo que los productos trabajan de manera diferente. Por lo tanto hay que tener ese conocimiento para poder usar al producto químico de manera eficiente y en las dosis adecuadas, sin bajarla para evitar problemas de resistencias”, enfatizó.

La importancia de aplicarlos en el momento oportuno está dada que “si  la maleza está avanzada, es como usar una subdosis”.

Intercambio de experiencias

Al ser consultado acerca del espíritu del denominado Club de Expertos, Juan Caporici -gerente de herbicidas de FMC- explicó que “lo que venimos a hacer es el entrenamiento a campo, que no siempre es fácil en biología, con enfermedades y malezas. Estamos todo el porfolio de FMC en herbicidas y fungicidas”.

Añadió que “la consigna es que venimos al club a entrenarnos y a competir, porque acá también hay competencia en grupos para hacer reconocimiento de malezas y sintomatología sobre cultivo de trigo”.

También se compitió sobre como calibrar una máquina pulverizadora en base a los diversos requerimientos (puntos de contacto, si es producto sistémico, si hay interferencia de cultivos, etc,)

Caporici dijo que “además hacemos una muestra de nuestro porfolio con una situación que creemos que va a venir, como es la problemática de Yuyo Colorado. Pudimos simular cómo se comportarían los distintos herbicidas en el control residual de esta maleza. Es muy importante porque no extrapolamos información de otro lado, sino que el asistente observa cómo se comportan en esta zona los distintos herbicidas”.

Sobre la problemática del trigo, señaló que “en este año en particular las condiciones no fueron favorables para los herbicidas residuales presiembra de trigo, ya que por falta de agua el cultivo nunca desarrolló bien o no pudo cerrar el surco, por lo que vemos dentro del cultivo algunos escapes de crucíferas”.

Caporici señaló que “hay que pensar que el amaranto o Yuyo Colorado está presente en la región y cuando se instala es muy agresivo y competitivo. Puede generar resistencia a varios principios activos fácilmente, por lo que hay que ser proactivo y empezar a trabajar sobre el banco de semillas”.

Lo ideal es que la maleza no ingrese al lote. “Si ya lo hizo mantenerlo en niveles que sean manejables. Por suerte en la región está fuerte el cultivo de fina que compite mucho con la maleza, pero luego se desarrolla y hay que saber cómo manejarla, incluyendo fechas de siembra y estrategias para el corto y mediano plazo”.

En otro momento señaló que “si hoy invierto en herbicidas y logro un lote manejable, así lo tendré el año que viene. Si hoy no hago nada, dada la capacidad de producción de semillas y demás, quizás ese lote no sea manejable el próximo año con herbicidas o tenga un doble costo. No hay que llegar a niveles de inversión tan grandes si puedo ser proactivo y frenar con herbicidas residuales el desarrollo de esas malezas en mi lote o región”, advirtió.

Los fungicidas

Matías Retamal, gerente de fungicidas de FMC, dijo que estaban mostrando los diferentes manejos que tienen para el productor en materia de trigo y cebada, así como la línea de nutrición plan gel.

Además de la línea actual de la empresa, se adelantó que se viene una nueva línea de carboxamida, que será presentada el próximo año, destinada tanto a trigo como a cebada.

“El Club de Expertos es un lugar muy importante para nosotros, ya que permite el entrenamiento. Lo ofrecemos a nuestros referentes tanto en herbicidas como en fungicidas, mostrando no sólo el manejo convencional de nuestro porfolio sino además de un manejo convencional de un productor de la zona”, indicó.

Consultado acerca del panorama de la presente campaña en materia de fungicidas señaló que ha habido una presión que ha conllevado a las aplicaciones. Nuestro portfolio ha mostrado una excelente performance de control y tenemos algo innovador, con la carboxamida, para el año próximo”.